Aunque no sepamos un ápice de anatomía y las clases de biología del colegio nos resultarán aburridas, a todos nos suena el ligamento cruzado anterior, aunque sea solo de oídas, por desgracia siempre relacionado con la lesión de algún deportista o aficionado a practicar ejercicio.

Pero, ¿sabemos exactamente dónde está, cuál es su función o por qué se produce su lesión? Hoy os explicaremos brevemente lo que hay que saber sobre este importantísimo ligamento.

La rodilla es la articulación central de los miembros inferiores que une el muslo y la parte superior de la espinilla mediante tres importantes huesos: el fémur, la tibia y la rótula.

partes de la rodilla

Para maneter unida y estable la articulación contamos con unas estructuras llamadas ligamentos, principalmente cuatro: ligamento lateral externo, ligamento lateral interno y ligamentos cruzados, que se encuentran en el interior de la rodilla en forma de ‘X’, compuestos por el ligamento cruzado posterior y el ligamento cruzado anterior, nuestro progagonista de hoy.

ligamentos rodilla

¿Para qué sirve este ligamento?

Su función principal es la de evitar el desplazamiento de la tibia hacia anterior y evitar una inestabilidad rotacional de la misma. Es decir, sin el ligamento cruzado anterior podríamos tener la sensación de que la pierna nos «falla» en cada paso que damos, siendo esto más notable cuanto más intensidad le generemos.

¿Por qué se rompe?

Una de cada tres mil personas sufre una rotura parcial o completa de este ligamento, principalmente deportistas de primer nivel. El motivo suele responder a un desgaste por someter a la articulación a una exigencia alta prolongada en el tiempo, una hiperextensión de la misma, o por movimientos inapropiados para esta estructura que hacen rotar la rodilla hacia dentro. Por ejemplo, un golpe en el lateral de la rodilla, caer tras un salto sobre una sola pierna, frenar la carrera o cambiar de dirección bruscamente.

El baloncesto, fútbol, esquí y fútbol americano son los deportes que más acusan esta lesión. De hecho en el mundo del fútbol se conoce a esta lesión como “el castigo del futbolista” por ser una de las que mantiene fuera de los terrenos de juego más tiempo a los futbolistas (normalmente 6 meses).

¿Cuáles son los síntomas?

La primera señal de rotura de este ligamento se manifiesta en forma de dolor, bastante intenso además, al que le acompaña dificultad para caminar, inflamación de la rodilla, dolor a la presión e inestabilidad en la articulación.

lesion ligamento cruzado anterior

Tratamiento

Este traumatismo requiere intervención quirúrgica para la sustitución de ese ligamento y posterior rehabilitación en manos de un profesional fisioterapeuta, pudiendo empezarse esta misma desde el día posterior al alta hospitalaria. Para ello se utiliza un tendón extraído de la rótula, de los isquiotibiales o mediante un aloinjerto, trasplantándolo de otra persona.



* Imágenes pertenencientes a Freepik